VK
ENVIO NACIONAL GRATUITO EN PEDIDOS SUPERIORES A 60 €

Sobre el lino

Sobre el lino
11/05/2020 vegaknits
In Uncategorized

El lino es una fibra de origen vegetal, rústica, dura, tipo cuerda y que no tiene nada que ver a la hora de tejerla con la lana, que es puro elástico en comparación.

No se ajusta a las agujas como lo hace la lana, por lo que tejiéndolo con el mismo número de aguja que la lana el punto queda más grande. Ante esta realidad, hay tejedoras que tensan el hilo con fuerza, intentando conseguir la misma uniformidad que le proporciona la lana y forzando por tanto su forma de tejer. No lo hagas. Simplemente relájate y baja una aguja o dos hasta que consigas el resultado que pretendes. Probablemente necesitarás usar una aguja mucho más pequeña de la que usarías con una fibra elástica, pero en última instancia disfrutarás mucho más tejiendo. Prueba también a tejerlo con agujas de bambú o madera, cualquier de ellos te proporcionará mayor agarre y consecuentemente mayor uniformidad en el tejido.

Cuando tejemos con lino, la tensión que cada una tiene se suele exagerar:  la que teje flojo con lino teje aún más flojo y la que teje apretado, aprieta más. Por eso, aún cuando por grosor (150m/50r) Raw Linen se califica como Sport o DK, en el terreno práctico es un Fingering de manual. Es importante hacer muestras para “cogerle el punto” a la fibra y tejer cómodamente.

El tacto del lino cambia drásticamente cuando se lava y se bloquea. La fibra de lino es dura por lo que los puntos tienden a quedarse tal cual se han hecho. Incluso si los sacas de las agujas se quedarán tal cual. Es importante tenerlo en cuenta a la hora de realizar las muestras ya que el resultado antes y después de lavar el tejido puede ser drásticamente distinto dependiendo del tipo de punto que hayas trabajado.

En punto jersey la tensión antes y después de lavar la muestra no cambia demasiado, aunque sí es cierto que se consigue una mayor uniformidad una vez bloqueado. Sin embargo el punto bobo es otra historia: el lavado cambia radicalmente el tejido condensando los puntos horizontalmente y relajándolos de manera vertical. Después del baño, la muestra se queda más estrecha y más larga.

Te recomendamos, para evitar enredos, que ovilles las madejas de lino a mano, haciendo una bola. Te resultará más cómodo trabajarla en este formato.

El lino se puede lavar en lavadora y secar en secadora, otra de las ventajas de esta fibra, aunque hay que tener cuidado con el color, ya que lavados agresivos pueden alterarlo.

Cuanto más uses tus prendas de lino, más suaves se volverán y más te van a gustar.

Comment (1)

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*